Lunes
Institucional Historia y Patrimonio Patrimonio Arquitectónico
 

Patrimonio Arquitectónico

Edificio Casa Matriz del Banco de Córdoba
Un monumento histórico nacional y provincial

Proyecto Arq. Francisco Tamburini
Ejecución Ing. José Franceschi
Inauguración 1889

La sede central del Banco de Córdoba es uno de los primeros edificios construidos especialmente para una entidad financiera en América Latina y constituye una de las obras más relevantes del patrimonio arquitectónico de la provincia. Fue declarado monumento histórico provincial en 1993 y nacional en el 2000.

El autor intelectual de este edificio fue el arquitecto italiano Francisco Tamburini, quien dejó su sello en algunas de las obras más emblemáticas de nuestro país, como el Teatro Colón, la terminación de la Casa Rosada, el departamento de Policía en la Ciudad de Buenos Aires y el Hospital de Clínicas y el Teatro Libertador San Martín en Córdoba.

Es un típico edificio de diseño académico, resuelto entre medianeras con particular sucesión de espacios a lo largo del eje de simetría; cada uno posee cualidades diferentes en lo que respecta a proporciones, jerarquías, atmósferas y resume los más finos gustos de los modos y costumbres de vida de una sociedad concentrada en el progreso de la década del ¨80¨.

Organizado en dos plantas alrededor del vacío central del Hall de operaciones, de doble altura, cubierto con una claraboya que permite la iluminación y al cual se accede por un vestíbulo que se abre a la fachada con tres grandes puertas. Rigurosamente simétrico, el acceso sobreelevado está enmarcado por dos cuerpos salientes, con un pórtico de columnas en su parte baja almohadillada, que sustenta el balcón del Salón de los Acuerdos.

Remata el edificio la mansarda de pizarra, con faldón curvo, propia de la tradición francesa que contrasta con los rasgos italianizantes de esta fachada, mostrando las combinaciones de estilo propias del siglo XIX.

En el Hall Central pueden observarse, entre otros, la obra pictórica del artista Arturo Nembrini Gonzaga, que enriquece todo el cielorraso. El tratamiento de las envolventes y de los elementos decorativos -como su mobiliario– enfatizan su fusión. Por su escala y proporciones este espacio público otorgaba gran significado- cuando funcionaba con su uso original- a la misma tipología bancaria. A través de su claraboya multicolor traslúcida se produce un juego de iluminación natural coloreada, y en su diseño ha sido incorporada la heráldica de Córdoba con su propio escudo (torre, banderas y ríos).




Raíces europeas

Ningún detalle escapó a la planificación del arquitecto Tamburini. La decoración interior, las pinturas murales, el vitraux, las esculturas y hasta el ascensor fueron diseñados y plasmados con el objetivo de reflejar la importancia que se pretendía dar al Banco de Córdoba en el desarrollo de la economía de una provincia en pleno proceso de expansión. Las tendencias en la arquitectura europea –principalmente francesa- de la época sirvieron como fuente de inspiración para moldear la apariencia interna y externa que hoy caracteriza al histórico edificio.




Arte y simbolismo

Tipología arquitectónica, decoración interior y pinturas murales


La decoración de la casa central del Banco de Córdoba se inspiró en la amplia variedad de técnicas y diseños de la época. Al lenguaje arquitectónico francés de esos años, se incorporaron figuras de mujeres aladas que adornan mobiliarios, luminarias y relieves moldeados. 
En el interior del edificio se destaca la figura de Mercurio, que simboliza al protector de los mercaderes y los gremios. En su mano sostiene un caduceo, símbolo de la paz y el comercio y emblema de poder en la asamblea masónica. Bajo su pie izquierdo guarda una esfera que representa la Tierra, signo de sabiduría, y sobre la cabeza una antorcha identifica el fuego y la purificación. 
Una de las mayores riquezas de esta obra edilicia se expresa a través del arte mural, tanto arquitectónico como pictórico. El artista Arturo Nembrini Gonzaga, se inspiró en paisajes cordobeses para realizar los murales. El agua es un tema recurrente que se vislumbra a través de imágenes acuareladas, de líneas seguras, continuas y con movimiento, como las que se observan en el Salón de Acuerdos y en otros paneles espacios. 
Con elementos del Renacimiento e influencia del barroco, la conjunción de la tipología arquitectónica, la decoración interior y las pinturas murales reflejan claramente tres valores centrales: poder, prestigio y monumentalidad.

Espacios emblemáticos


El Hall de atención al público es un elemento central en el diseño del Banco de Córdoba y está inspirado en el palacio renacentista y las bolsas de comercio, que presentan un gran espacio central rodeado de galerías. En este hall, la división entre el público y los empleados está hecha con un elegante mueble en madera y hierro, que fue encargado a la Casa Drouard en París. El mueble crea una verdadera pantalla, con altas columnas y elegantes luminarias en forma de globos de cristal biselado.
El Hall operativo está coronado por el emblemático vitraux.
El armado estuvo a cargo del especialista Fernando Aragona. El vitraux se encuentra sostenido con un sistema de balanza que garantiza su estabilidad y la colocación.

Un ascensor con historia

Otro dato curioso de este edificio es su ascensor, que fue el primero en llegar a la provincia de Córdoba. Su diseño estuvo a cargo de Otis y llegó desarmado a través de Ferrocarriles Argentinos desde Estados Unidos. Fue entregado en la antigua sede del Banco, en la calle Rivadavia, y luego armado en el lugar donde hoy se encuentra y sigue funcionando.
Todos estos atributos otorgan al edificio del Banco de Córdoba un valor patrimonial incalculable, que forma parte de la comunidad cordobesa desde hace más de 120 años, cuando las visionarias autoridades de la entidad decidieron construirlo.

Manzana del Banco

La Manzana del Banco de Córdoba, delimitada por las calles San Jerónimo, Entre Ríos, Ituzaingó y Buenos Aires, contiene –además de la Casa Matriz- otros edificios históricos que se han puesto en valor y forman parte del patrimonio histórico de la Institución.

Edificio Ex Hotel Palace

Ing. Pedro Vinet
Data de 1900
Buenos Aires esquina San Jerónimo

En el siglo pasado, aquel rincón de privilegio frente a la Plaza estaba ocupado por el Café Argentino y la Botica del Inca, hasta que en 1889 se demolieron para erigir el edificio de la Bolsa de Comercio proyectado por Tamburini. Se llegaron a cavar los cimientos y sótanos, pero el aluvión del 90 dejó sin aliento a los inversores. Para esta esquina entonces- se pensó en destinar el predio para un moderno hotel. Fue inaugurado con el nombre de Hotel San Martín y en su momento fue el Hotel más lujoso de la ciudad.

Su escala está dada por su altura resuelta en Planta baja y dos pisos, con patio interior,
rematando en fuerte cornisa y ático superior.

El lenguaje formal de la fachada es ecléctico (académico/neo-clásico) con balcones aporticado en esquina ochavada de la Plaza rematando en una cúpula de rara forma de pagoda y con balcón corrido de rico trabajo de herrería en el 1er piso.

La planta baja, sobre elevada, tiene acceso por la ochava de esquina, y al igual que los dos pisos superiores se organiza alrededor de un patio central con galerías.
El basamento alojaba un importante comedor y los servicios correspondientes, además de algunos locales comerciales, contrastando el tratamiento casi plano de la parte baja con la riqueza del primer piso y los coronamientos.
Funcionó como hotel hasta 1915. Durante el periodo comprendido entre 1916 y 1923 alojó en sus dependencias a la Municipalidad de Córdoba. Más tarde volvió a su destino originario con el nombre de Hotel Palace, hasta que en 1983 pasa a manos del Banco de Córdoba.
En el año 2011 se realizó una importante obra de remodelación y restauración edilicia y se instaló la Sucursal Catedral de Bancor. Como característica sobresaliente, el edificio cuenta con un sistema de energía solar fotovoltaica de última generación, que alimenta la iluminación de la fachada. Sobre el techo de vidrio del salón central del ex Hotel Palace se instalaron 40 paneles fotovoltaicos de 60 watts de potencia cada uno que transforman la radiación solar en energía eléctrica aprovechable


Edificio Ex Banco Hipotecario Nacional

Entre Ríos 119
Proyecto del Ing. Civil V. Frugone. Construido por la Empresa Olmos Allende Posse.
Primeras décadas del siglo XX

Se caracteriza por un hall que ocupa toda la planta baja donde una serie de columnas jónicas definen el área de trabajo, dejando en la periferia el sector de público. Las oficinas directivas y de administración se ubican en la planta alta, con ingreso independiente.
El lenguaje académico resuelve la fachada, organizada con un eje, jerarquizando el ingreso con un pórtico jónico coronado por frontón triangular, aplicado sobre una envolvente estructura por un orden monumental de pilastras, también jónicas, entre las que se abren las ventanas del hall principal y las oficinas de la planta alta.


Edificio Lucas de Olmos

Entre Ríos 151/161
Ing. Sánchez Sarmiento y E.F. Olmos. Comienzos del siglo XX
Casas de Olmos - Viviendas particulares: Propiedad del Dr. Lucas de Olmos

Las fachadas son una muestra de interpretación local del Art Nouveau.

Responden al tipo de vivienda de medio patio, donde la tecnología del hierro permite cubrir el espacio con una claraboya, facilitando la protección climática sin perder la luz y la ventilación de los locales que se abren al mismo.

Organizadas alrededor de patios interiores, contienen formas y volúmenes de rica ornamentación integrada a la masa arquitectónica con motivos florales, marquesinas con vidrios color caramelo y blanco y trabajadas aberturas que son joyas de ebanistería donde se repiten motivos florales y líneas curvas. Existe una tipa antigua y de gran porte en el centro de la manzana.

El hierro en las barandas de los balcones y el remate superior, se curva y se entrelaza, dándole mayor riqueza y movimiento, lo mismo que los salientes de las cornisas y la graciosa marquesina que a manera de un toldo se abre como un abanico.

Edificio Ex Caja de Ahorros


Ituzaingó y San Jerónimo
Estilo: Neo-Barroco

Sobre locales donde funcionaban una sastrería y un almacén-confitería se procedió a la ampliación de la Casa Matriz del Banco de Córdoba. Comenzó su construcción en 1928 y finalizó en abril de 1931, trasladándose a las flamantes dependencias la Caja de Ahorro.

El edificio, respetuoso de su vecino, lo ubica como parte del mismo conjunto, que en definitiva era la imagen de la calle San Jerónimo de su época.

El esquema edilicio se organiza a partir de la esquina, resuelta en planta circular. Hoy funciona allí un Centro 24 Hs.


Bibliografía

Adriana Trecco, Arquitectura de Córdoba 1573-2000, Editor Universidad Nacional de Córdoba, 2000.
Luque Colombres, Orígenes Históricos de la Propiedad urbana en Córdoba, Universidad Nacional de Córdoba, 1980.
Carlos Page, La Arquitectura Oficial en Córdoba, 1850 – 1930.


   
 
   
   
 
LINK BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA DE ARGENTINA CLIENTE BANCARIO GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA DIRECCIÓN NACIONAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES DEFENSA Y PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR
LINK
LINK LINK

 

   
 
Banco de Córdoba S.A. 2010. © Todos los derechos reservados. 0810 2 BANCOR (226267)